Imagen

Los Remedios para el pasado

Lo que era una zona en franco deterioro hoy sirve de ejemplo para otras comunidades.















Lunes, 01 de mayo de 2006 a las 00:00
POR Mirna Gutiérrez Gómez

En el municipio de Naucalpan de Juárez, en el Estado de México, se ubica un área que formó parte de lo que fue el ejido de Los Remedios, y donde hoy se encuentran la basílica y el acueducto de Los Remedios, zona que la administración actual se dio a la tarea de rescatar como hito de identidad naucalpense.

El lugar se encontraba @@olvidado@@ y @@desprotegido@@ y su origen se dio de manera anárquica durante la década de los 50 y 60, para con el paso del tiempo consolidarse allí algunos asentamientos humanos que forman hoy la colonia Loma Colorada I y II secciones, San Lorenzo Totolinga, el Atorón y una serie de asentamientos que evidentemente no estaban contemplados.

El @@rescate@@ pudo llevarse a cabo gracias al programa Hábitat, instrumentado desde 2003 por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que busca atender a la población en situación de pobreza que habita en las ciudades y zonas metropolitanas, mediante la aplicación conjunta de programas sociales y de desarrollo urbano, por lo que combina acciones de mejoramiento de infraestructura, equipamiento de las zonas urbano marginadas y prevención de desastres, con la entrega de servicios sociales y de desarrollo comunitario.

La inversión total para este rescate fue de alrededor de 13 millones de pesos (mdp), de los cuales 50% fueron aportados por el gobierno federal a través de Hábitat, y el otro 50% corrió a cargo del ayuntamiento de Naucalpan, en tanto que el gobierno del Estado de México aportó alrededor de 1 mdp. La ejecución de la obra fue realizada por la Coordinación Técnica de Proyectos, hoy Subdirección de Proyectos de la Dirección de Obras Públicas, de la administración naucalpense.

Estado de deterioro
La zona se encontraba en pésimas condiciones. Un ejemplo de ello era el pavimento que presentaba un espesor no mayor que 4 o 5 cm en algunas partes, con baches, deformaciones y loderas, entre otras alteraciones; en similares condiciones se encontraban las banquetas, que en algunos casos eran inexistentes.

Otros problemas eran la basura, la inseguridad, el deterioro y escasez de áreas verdes, y en lo que se refiere a las viviendas, éstas eran un reflejo de su entorno, que en gran medida, la gente fue construyendo de acuerdo con sus posibilidades.

A decir de Francisco Álvarez Moreno, director general de Obras Públicas del Ayuntamiento de Naucalpan, la concepción que tuvieron fue la de dar unidad y @@crear@@ un centro urbano con condiciones diferentes a todo el entorno, ya que por un lado están el Parque Nacional de Los Remedios y la basílica, y por el otro, desafortunadamente debido a los asentamientos, zonas de alto riesgo con marginación social carentes de infraestructura y equipamiento urbano, por lo que se buscó regenerar el espacio en términos urbanos.

El proceso
En el @@rescate@@, los 1.2 kilómetros de la avenida @@Los Arcos@@ se repavimentaron para hacerla más segura y resistente al garantizar una vida útil de al menos 20 años, para lo cual se rehabilitaron 16,345 m2 a base de concreto hidráulico estampado (fÂ’c = 250 kg/cm2) con un espesor promedio de 15 cm. Las piedras o losas fueron coladas en dos cuerpos en el sentido transversal del arroyo en áreas de seis piezas de 3.50 m de ancho por 3.85 m de largo cada una. El colorante se añadió a la mezcla para ser colado integralmente. El diseño estampado se aplicó con moldes semiflexibles y flexibles y lleva como acabado final un sellador acrílico transparente para impedir la penetración de grasas y aceites, además de proporcionarle una apariencia limpia y uniforme.

El armado consistió en un lecho de malla electrosolda



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar