resulta

Imagen

La herencia arquitectónica del General Porfirio Díaz

Durante la presidencia de Porfirio Díaz se echaron a andar proyectos como el Palacio de Bellas Artes, el Palacio Postal, el Teatro Juárez y la Plaza Degollado.

Bellas Artes
FOTOGRAFÍA Tomado de Flickr/Óscar Alcalá





Comparte
Domingo, 18 de noviembre de 2012 a las 06:00
POR Luz Adriana Santacruz Carrillo

CIUDAD DE MÉXICO — Las construcciones y edificaciones que se desarrollaron durante la época de Porfirio Díaz, quien fue Presidente de México entre 1876 y 1911, marcaron una época de esplendor en la arquitectura. Para muestra están obras como el Palacio de Bellas Artes, el Palacio Postal y el Teatro Juárez.

Palacio de Bellas Artes
El recinto, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, ha sido uno de los teatros más relevantes del país. Porfirio Díaz lo encargó con el fin de celebrar el Centenario del inicio de la Independencia de México. La obra, estilo Art Nouveau y Art Decó, tiene 52 metros de altura y fue realizado por los arquitectos Adamo Boari y Federico Mariscal, así como por el ingeniero William H. Birkmire. La construcción inició el 2 de abril de 1904 y terminó el 29 de septiembre de 1934.

Palacio de Bellas Artes, Centro Histórico, DF. Tomada de Wikipedia/Daniel Manrique.

Palacio Postal
Las obras comenzaron el 14 de septiembre de 1902 en el Centro de la Ciudad de México y duraron cinco años. El proyecto y diseño del edificio fue obra del arquitecto italiano Adamo Boari, quien también trabajó en el Palacio de Bellas Artes. Gonzalo Garita fue el ingeniero que estuvo a cargo de la obra. El edificio tiene cuatro niveles y es de arquitectura ecléctica. Para su cimentación se utilizó una losa de concreto corrida con un espesor promedio de 70 centímetros y una estructura de viguetas de acero con un peralte de 21 pulgadas en ambos sentidos.

Palacio Postal, Centro Histórico, DF. Tomada de Flickr/David Fernando.

Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas
Actualmente, esta obra estilo neoclásico y renacentista ecléctico es sede del Museo Nacional de Arte, situado en la calle de Tacuba, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Silvio Contri fue el arquitecto encargado de realizarla. La construcción inició en 1904 y terminó en 1911. Su exterior es de cantera gris.

Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas, Centro Histórico, DF. Tomada de Wikipedia/Scott Nicholay.

Edificio Boker
La obra, inaugurada el 3 de julio de 1900, se encuentra en la esquina de las calles 16 de Septiembre e Isabel La Católica del Centro Histórico de la Ciudad de México. El diseño corrió a cargo de los arquitectos De Lemos y Cordes, de Nueva York, y la obra del ingeniero mexicano Gonzalo Garita. La construcción duró 16 meses y tuvo lugar sobre una superficie de 2215 m2. La fachada está hecha con cantera mexicana, tipo Chiluca de Real del Monte, labrada y tallada en la obra.

Edificio Boker, Centro Histórico, DF. Tomada de Flickr/Acuarela 08.

Teatro Juárez
Está ubicado en la ciudad de Guanajuato y fue edificado de 1872 a 1903 por el arquitecto José Noriega, encargado por el general Florencio Antillón, aunque fue terminado por el arquitecto mexicano Antonio Rivas Mercado y el ingeniero Alberto Malo. Su construcción tiene una inspiración romana y es una muestra del eclecticismo que imperaba en las construcciones públicas de la época de Porfirio Díaz.

Teatro Juárez, Guanajuato, Gto. Tomada de Flickr/Varces.

Monumento a la Revolución
La obra de Carlos Obregon Santacilia se localiza en el Centro Histórico de la Ciudad de México y representa a la arquitectura prehispánica, pero también del Art Deco. Su construcción abarcó de 1933 a 1938 y tiene más de 150 metros de altura.

Monumento a la Revolución, Plaza de la República, DF. Tomada de Wikipedia/Haakon S. Krohn.

Plaza Manuel Tolsá
Es una plaza rectangular que se encuentra en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Alrededor del lugar se encuentran representativos edificios como el Palacio de Minería, el Palacio de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, el Palacio Postal y el edificio Marconi, todos de arquitectura ecléctica.

Plaza Manuel Tolsá, Centro Histórico, DF. Tomada de Flickr/Laap mx.

Templo Expiatorio
El proyecto, en cuya construcción apareció el arquitecto Adamo Boari, está ubicado en Guadalajara, Jalisco. La construcción, de estilo neogótico, inició el 15 de agosto de 1897 y terminó 75 años después. La mayor parte está hecha con piedra tallada. En su interior hay vitrales de reconocidos artistas, mientras que sus puertas son de madera de granadillo.

Templo Expiatorio, Guadalajara, Jal. Tomada de Flickr/Raúl Macías.

Antigua Aduana Marítima de Tampico
Conserva su estructura original. Es de estilo inglés y tiene hierro fundido con sólidos y pesados ladrillos traídos de Inglaterra. Los pisos son de granito pulido, con figuras geométricas formadas por tiras de bronce incrustadas en el mismo granito, mientras que la herrería fue traída de Francia y la madera de Lousiana, Estados Unidos. Se dice que su estilo fue copiado de un edificio de estilo europeo.

Antigua Aduana Marítima de Tampico, Tampico, Tamaulipas. Tomada de Flickr/José Hernández.



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar