Imagen

Helen Escobedo, una figura pública del arte urbano

OPINIÓN: Descubrió que es importante que el espectador interactúe con la obra de arte, se identifique y la viva a su modo.

fundarq espacio escultórico
FOTOGRAFÍA Cortesía FUNDARQMX





Comparte
Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 16:00
POR Alejandra Betancourt Arriaga*

CIUDAD DE MÉXICO (FUNDARQMX**) — La artista plástica Helen Escobedo (1934-2010) fue una de las primeras figuras públicas en preocuparse por la ecología, el medio ambiente y el urbanismo. Esta creadora representa una época en la que la arquitectura y las artes plásticas -juntas- tuvieron gran impacto en la cultura mexicana.

No sólo modificó el arte urbano de la Ciudad de México y del país, sino que, con su temprana incursión en la instalación (movimiento iniciado por Marcel Duchamp), entendió el espacio interior y la manera en la que vivimos dentro y fuera de un espacio determinado.

Descubrió que es importante que el espectador interactúe con la obra de arte, se identifique y la viva a su modo, de tal manera que comprenda el sentimiento que condujo al artista a realizarla, y no sólo la manera tradicional en la que el espectador se enfrenta dentro de los museos, en los que el espectador “estorba” y no genera una relación con la obra.

Tres de sus esculturas urbanas ubicadas en la Ciudad de México dan cuenta de la percepción de vida que tuvo esta artista, de su proceso de madurez estilística, de lo que la hacia vibrar y la hacía feliz, de su preocupación y ocupación por las artes, y de cómo a través de su obra buscaba mejorar las ciudades, no sólo al dejar su huella, sino con un espíritu y punto de vista sumamente crítico.

La primera y a veces olvidada 'Puertas al viento' –última estación de La Ruta de la Amistad, la cual pronto será reubicada a consecuencia de las obras de la autopista urbana Sur- se percibe por su majestuosidad desde la curva anterior en el Periférico, en dirección a Cuemanco. Esta pieza marca el inicio de una época donde Escobedo comprende la importancia de la relación entre escala y espacio público, y posteriormente plantea la posibilidad de aligerar su obra, al negar la masividad que ella misma había propuesto. 

Cortesía FUNDARQMX/ Archivo Helen Escobedo

El segundo gran proyecto que define su quehacer es el 'Espacio Escultórico' de la Ciudad Universitaria de la UNAM, en el que participó junto con Manuel Felguérez, Mathías Goeritz, Hersúa, Sebastián y Federico Silva. Aquí, al utilizar los materiales existentes de la zona creó una perspectiva de lo que ese espacio fue y debiera ser, de su pasado y de su historia. Mediante una visión de cómo vivir y entender el entorno en el que nos encontramos hace énfasis en la naturaleza, en el viento y en la tierra, para que así vivamos la obra, no sólo desde la vista, sino con todos nuestros sentidos.

Cortesía FUNDARQMX/ Paolo Gori. Archivo Helen Escobedo

La tercera obra es el 'Cono Invertido', considerada como su última obra monumental en México. La pieza, instalada en la Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en el cruce de las calles Juan de Dios Bátiz y Luis Enrique Erro, trata sobre la transparencia y nos demuestra que desde la sencillez y ligereza se puede embellecer el entorno urbano, nuestra ciudad.

Cortesía FUNDARQMX/ Lourdes Grobet. Archivo Helen Escobedo

_________________

* Alejandra Betancourt Arriaga es estudiante de la carrera de Arquitectura en la Universidad Iberoamericana, miembro de Servicio Social de FUNDARQMX.

** Fomento Universal para la Difusión Arquitectónica de México es una organización que busca contribuir al desarrollo de una cultura de recuperación, protección y conservación del patrimonio arquitectónico, ambiental y urbano, para el desarrollo y beneficio de las ciudades.



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar