resulta

Imagen

Diseño, la clave para un restaurante de vanguardia

FOTOGALERÍA: Mediante el uso innovador de materiales tradicionales, despacho de arquitectos internacionales transforman los espacios de comida.

Restaurante Pizza Express_6
FOTOGRAFÍA Cortesía Baynes & Co.





Comparte
Miércoles, 15 de mayo de 2013 a las 06:00
POR Nora Vasconcelos

CIUDAD DE MÉXICO — Ya sea que se trate de comida rápida, de un menú internacional o de cocina gourmet, el diseño de los espacios interiores de los restaurantes puede ser un ingrediente esencial para atraer a la clientela.

"Los colores y los materiales, junto con otros elementos, pueden contribuir en la creación de un ambiente positivo y muy atractivo", explica el despacho griego LM Architects, dirigido por Mariza Aggelidi y Lila Galada.

Argumenta a Obras que algunos materiales que se usan de forma común en el desarrollo de los interiores de estos establecimientos son la madera y el metal, "porque tienen inmensas aplicaciones".

Sin embargo, reconoce que "siempre es un reto crear un concepto exitoso e innovador para un restaurante, que al mismo tiempo cumpla con los requerimientos de tiempos de entrega".

Asimismo, destaca que al diseñar un restaurante, un profesionista enfrenta el desafío de manejar el proyecto a través de una perspectiva arquitectónica, más que a través de una visión decorativa.

Al respecto, Adrian Baynes, director de Baynes & Co., puntualiza que las nuevas tendencias en lugares como el Reino Unido favorecen cada vez más el uso de materiales naturales y/o recuperados, focos sin añadidos y espacios que ofrezcan una mayor individualidad.

Diseños helénicos
En 2012, LM Architects proyectó en Grecia dos restaurantes al interior de recintos muy diferentes entre sí:

Por un lado, V’ammos, ubicado en el estadio Karaiskaki (casa del equipo Olympiakos), ocupa un área de 300 metros cuadrados, en el puerto de Piraeus (Atenas), Grecia. En este lugar, las olas del mar sirvieron de inspiración para el diseño del local, el cual cuenta con un techo que sirve como un elemento óptico en movimiento que domina el ambiente y da su identidad al restaurante.

Otro elemento representativo de la composición es la barra alargada con 300 ollas de cocina. Esta pieza es una instalación por sí misma, describe LM Architects.

Por su parte, el restaurante Phos está desarrollado en una terraza de un pequeño edificio tradicional, ubicado en el corazón de la isla de Mikonos.

El establecimiento se ubica en una superficie de 100 m2  para el espacio exterior, y 80 m2 para la parte tradicional del edificio; además se caracteriza por la deconstrucción de la pérgola de madera, y su mutación hacia una escultura.

"En Phos y V'ammos intentamos asociar la inspiración con cada uno de los espacios dados, y denotar a través de las estructuras dominantes, lo que identificaría a los restaurantes y los haría reconocibles (ante el público)", indica el despacho.

Explica que en cada caso hay un elemento arquitectónico predominante (el techo y la pérgola), al tiempo que los colores y materiales se enfocan en complementar, enmarcar y resaltar el “tema principal” de estos restaurantes.

Inspiración marina
Con la intención de incluir elementos característicos de la localidad de Plymouth, Inglaterra, misma que es considerada como ‘el hogar’ de la Marina Real inglesa, Baynes & Co. elaboró un proyecto colorido y marino para la cadena Pizza Express, cuyo restaurante se ubica en el parque recreativo The Barbican (La Garita).

De esta manera, el despacho diseñó un gran muro de madera en forma de ola para uno de los costados del local. Este elemento también puede ser visto como el casco de un barco.

Para la pared opuesta, Baynes & Co. comisionó al artista local Doc Price para que creara un diseño típico de un tatuaje de marinero. De esta forma surgió la imagen de una rosa, la cual fue plasmada en el panel de madera de roble con agujeros de 12 milímetros de diámetro que dieron forma a la flor, con lo que parece que la imagen fue "tatuada" en el muro.

Por su parte, las líneas de pintura blanca aplicadas en los paneles crean el efecto del horizonte al interior de la pizzería, al tiempo que el piso de bambú, las mesas de mármol y el tapiz dorado, dan calidez al establecimiento y completan la escena marina al interior del local.

Finalmente, a fin de favorecer la conversación entre los comensales, el despacho desarrolló un sistema acústico deflector de sonido con hule espuma suspendida, el cual a través de un elemento central contiene el equipo de aire acondicionado.

En entrevista con Obras, Adrian Baynes detalla que utilizó colores cálidos de verano, dado que el sitio en donde se ubica el restaurante es profundo y no cuenta con mucha luz natural.

“Entre los elementos arquitectónicos que invitan a la gente a entrar al lugar destaca la pared ondulada de madera que añade interés, en tanto que los detalles del techo dirigen la vista de la gente hacia el fondo de la pizzería”, agrega Baynes.

Ambientes diversos
Ubicado en Chicago, el restaurante Pump Room, del hotel Public, se enfoca en ofrecer a los visitantes un ambiente relajado y confortable. El menú, desarrollado por el chef James Beard, gira en torno del concepto "de la granja a la mesa", con lo que, además, el restaurante apoya a proveedores regionales.

Durante la noche, este lugar se transforma en un club que busca recapturar el glamour de los años 30 y 40, con un toque modernista.

En las zonas conocidas como la biblioteca y la barra de café, el ambiente recuerda las antiguas cafeterías americanas y europeas, en donde se sirven pastelillos franceses y cafés italianos.

Estas áreas buscan ofrecer a los visitantes un área de trabajo en donde puedan tomar sus alimentos, o simplemente sentarse y disfrutar de los libros, periódicos y revistas que se encuentran a su disposición. Y por la noche, se transforman en un salón en donde sirven vinos y cervezas con algunos platos de comida exótica y postres.

En la zona del lobby hay una sala de autoservicio a manera de Centro de negocios, con mesas públicas para las personas que desean trabajar con sus computadoras personales y aparatos electrónicos.

El diseño interior de estos espacios corrió a cargo del la firma internacional Yabu Pushelberg.

La Casa del té
Diseñada por el arquitecto chino Sun Wei, socio del despacho HWCD Associates, el Bamboo Courtyard Tea House de ShiQiao (Yangzhou, China) incorpora los elementos fundamentales del jardín típico chino, integrado por pequeños patios que forman, a su vez, un complejo mayor que convive con su entorno natural.

El despacho terminó con el proyecto en 2012, luego de dos años de trabajo que permitieron la construcción de diversos pabellones con vistas al lago y a las áreas internas, distribuidos alrededor de un patio central.

En entrevista con Obras, Sun Wei enfatiza que el bambú fue seleccionado como el elemento principal para la construcción de esta casa del té, por ser un material local y por su significado trascendental en China, en donde representa integridad, rectitud y honestidad. A esto hay que añadir que es sólido, pero flexible y adaptable.

El despacho también utilizó el ladrillo y concreto en sitio para la construcción del establecimiento, que cuenta con un área de piso es de 400 m2.

Mediante el uso de estos materiales, y con el diseño de la casa del té, la firma favoreció la ventilación natural para refrescar el lugar, y la conservación del calor durante el invierno, con lo que redujo la necesidad del uso de clima artificial.

De acuerdo con el arquitecto chino, la casa del té fue principalmente concebida "como un lugar de reunión, en donde la gente puede ir a jugar cartas, o simplemente relajarse lejos de las multitudes".

Alimento para el alma
En 2012, el Haneda Japanese Restaurant, ubicado en Fuzhou, China, fue seleccionado como el ganador del premio de oro del concurso internacional A’Design Award, otorgado en Italia al arquitecto Kris Lin, por su diseño del espacio interior.

Este espacio de 557.5 m2 fue conceptualizado para ofrecer "la perfecta experiencia para comer, en donde la exquisitez de la cocina se combina con un espacio diseñado para el alma", narra su autor.

Así, aprovechó la textura del concreto, a fin de crear un sentimiento de inmersión y calma, en tanto que, a la entrada del local colocó una pieza de roca natural, con agua corriendo a su alrededor, para expresar un elemento de vitalidad silenciosa.

Al estilo inglés
Ubicado en el número 45 de la calle Park Lane, en el centro de Londres, The Cut es el restaurant del hotel 45 Park Lane. Su especialidad es la cocina moderna estadounidense. 

Ubicado en la planta baja del hotel, cuenta con espacio para 70 personas. Su diseño destaca por la escalera central que lleva al mezzanine. Asimismo, resalta por su cercanía con la biblioteca y el bar.

El lugar fue creado por el empresario restaurantero y chef austriaco Wolfgang Puck, y desarrollado por la firma Paul Davis + Partners. Los interiores contemporáneos corrieron a cargo del arquitecto Thierry Despon.

Restaurante The Cut. Paul Davis + Partners. FOTOGRAFÍA: Cortesía 45 Park Lane



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar