Imagen

La hora de los ‘changueros’


Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 17:32

Tampoco es reto menor montar la superestructura. Piso por piso, el entramado de concreto y tuberías se fija sobre las piernas más que sobre la subestructura, ya que “ésta funciona casi como funda del pilote, que es el que aguanta las cargas”, explica Aceves.

El montaje es una maniobra distinta. “Ahí no hay la opción de lanzar, pero México tiene el récord de peso de izaje: 9,500 toneladas cuando se montó la IK”, cuenta el funcionario de Pemex.

Para terminar la interconexión entre los pisos de tuberías, cables, servicios, y asegurarla, entra en acción el ‘changuero’ o técnico ayudante de perforador. Con casco, botas antiestáticas, ropa de algodón y cinturones de seguridad, el ‘changuero’ se cuelga a la mitad de la torre y se lanza al aire para jalar el tubo de perforación, lo último en ser colocado en la estructura.

Hasta ahora, Pemex ha construido plataformas a través de una treintena de compañías, como la texana Mc Dermott (que atiende 35% de la demanda mundial), la estadounidense Halliburton, la española Repsol y la noruega Hydro, así como Keppel, Dowell Schlumberger, Bergesen, China Petroleum y las mexicanas ICA, Swecomex (Cicsa) y Construcciones Mecánicas Monclova, entre otras que compiten por un mercado anual de 23,000 mdd, incluido mantenimiento.

En los últimos siete u ocho años, “más de 80% de esos procesos han sido ganados por empresas nacionales, tanto en número de eventos, como en montos”, asegura Aceves.

Por ahora, el vicepresidente de Finanzas de ICA, Alonso Quintana, señala que la compañía apostará en 2010 a las licitaciones de plataformas. No obstante, el apetito de las constructoras internacionales tras un año de poca actividad está más puesto que nunca en las licitaciones de la paraestatal mexicana.

Con información de Jesús Hernández



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar