Imagen

Los despachos deben pensar como empresa: Ezequiel Farca

Desde 2008, su empresa forma parte de Endeavor, como una de las compañías con mayor innovación y posibilidad de ser líder mundial.

Ezequiel Farca
FOTOGRAFÍA Brenda Blakely





Comparte
Miércoles, 05 de diciembre de 2012 a las 06:00
POR Georgina Baltazar

CIUDAD DE MÉXICO — A dos décadas de haber iniciado la 'aventura' de su propio negocio como diseñador integral de interiores y servicios de arquitectura, Ezequiel Farca ha constituido una marca reconocida a nivel internacional por su gran calidad y creatividad, en creciente expansión hacia esferas como el diseño y la manufactura de productos en serie.

La empresa Ezequiel Farca forma parte, desde 2008, de la organización Endeavor como una de las compañías con mayor innovación y posibilidad de ser líder mundial, resultado de considerar cada proyecto como único.

¿Por qué incursionar en el diseño de interiores?
Cuando egresé de la licenciatura en Diseño Industrial me di cuenta de que la carrera no me garantizaba trabajo, en el medio arquitectónico ni siquiera entendían todo el potencial que tendría el interiorismo. Decidí crear mi propio estudio y autoemplearme.

Gracias al grado de especialización y a los avances tecnológicos, ahora en el despacho podemos diseñar productos que se fabrican en serie, con moldes y procesos productivos complejos; ejemplo de ello son las llaves para baño y otros artículos parte de la colección.

¿Cuál es la filosofía de Ezequiel Farca?
Crear espacios únicos a partir de servicios integrales de diseño y arquitectura interior, ofreciendo soluciones personalizadas, creativas e innovadoras en proyectos con estándares internacionales de diseño y calidad, a cargo de un equipo profesional multidisciplinario.

¿Cómo surge la inspiración en Ezequiel Farca?
Mi lema es "entre más sencillo, más logrado". Antes, vivir con menos era mejor, ahora menos es más felicidad, ese concepto queda fuera de tiempo. Al crear soluciones simples puedes responder a las necesidades del cliente haciendo diseños que perduren.

¿Cómo está conformada la empresa?
Por un equipo interno de 30 personas con gran experiencia y profesionalismo; creativos, corporativos y personas especializadas en manufactura; así como un área de exposición en Polanco. También consta de una oficina en Los Ángeles, California.

¿Cuál es la clave para dirigir una organización exitosa?
Dejar de pensar como despacho y hacerlo como empresa. Me di cuenta de que si no me organizaba de manera que pudiera sistematizar los procesos, la información al final se perdía y no habría forma de crecer.

Decidí contratar a una consultora para organizar los procesos, desde hacer un organigrama y un diagrama de flujo. Hace siete años cambié de ser alguien que hacía todo a concentrarme en dirigir y hacer crecer al equipo.

¿Cuál es tu estrategia en el diseño interior?
Encontrar a los clientes que quieran darle un valor agregado a la arquitectura a partir de integrar un diseño de interiores al proyecto constructivo, y así transmitir que un espacio bien logrado está integrado de varios elementos, entre éstos, el diseño de espacios y mobiliario.

En términos prácticos, la estrategia es una metodología basada en detectar las necesidades del cliente, un proyecto creativo, fomentar un proceso de retroalimentación con el cliente y tomar como guía su estilo de vida, además de estandarizar los procesos para ofrecer siempre la misma calidad (elaboramos manuales de fabricación). En esta profesión nunca terminas de aprender.

¿Cómo ha sido el proceso de internacionalización?
Al mismo tiempo que participamos en concursos y publicaciones internacionales, buscamos alianzas para participar en proyectos con diseñadores de otros países.

Establecí una oficina en Los Ángeles, California, ahí, además de abrir brecha, tengo contacto con empresarios estadounidenses que están invirtiendo en México.

¿Cuál es tu ideal de diseño interior?
Mi ideal está compartido con el ideal del cliente, tiene que plasmar serenidad, paz y plenitud. Creo que, actualmente, el valor más preciado y más caro es el tiempo. Para mí es muy importante que nuestros clientes gocen de su tiempo y que el espacio lo refleje.

¿Cuáles son tus resultados de facturación?
Después de 2007 hubo una recesión muy fuerte porque muchos de los proyectos grandes se pararon por completo. Hasta ahorita hay un replantamiento de hacer cosas otra vez. La crisis inmobiliaria nos pegó fuertísimo, llegamos a bajar la facturación a la mitad. No hemos recuperado el número de proyectos, tenemos muchos pero antes eran tres veces más.

¿Cuál será el plan para sobrevivir al nuevo sexenio?
En el segmento del interiorismo ha habido momentos de incertidumbre donde la gente gasta menos, y no por falta de dinero. Así sucedió tres meses antes de las pasadas elecciones. Había días que no sonaba el teléfono. Algunas personas esperaban a ver quién ganaba.

Puedo aportar haciendo mi trabajo lo mejor posible, contratando al mayor número de personas posible y brindándoles seguridad social. Debo concentrarme en lo que sé hacer y me gusta.

Hay que seguir apostando, ya pasamos el riesgo. Al menos estoy más tranquilo porque sé que ya pasó el bache, ahora tenemos que captar más proyectos. Mi expectativa para el despacho es de crecimiento.

¿Qué vislumbras para el mercado del interiorismo?
Con todo lo que se está haciendo de construcción y lo que se está apostando en la hotelería, creo que va a haber mucho trabajo. Sí, veo cada vez más proyectos. 



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar