Imagen

Yates: un mar de estilo y funcionalidad

OINTERIORES: Los ojos de los creativos están puestos en mercados emergentes, como Rusia, y América del Norte, sin descuidar Europa y Medio Oriente.

editorial ointeriores
FOTOGRAFÍA Archivo Obras





Comparte
Lunes, 11 de febrero de 2013 a las 11:00
POR Los editores

CIUDAD DE MÉXICO — A finales de 2012, el mundo conoció el último gran proyecto del millonario Steve Jobs, un yate de 80 metros de eslora, inspirado en la estética que el fundador del emporio de equipos y sistemas de cómputo eligió como características de los productos de Apple: minimalismo, líneas definidas, grandes ventanales y alta tecnología.  

Cada una de estas embarcaciones –que adquieren familias de millonarios, mujeres y hombres de negocios, jefes de Estado o miembros de la realeza– significan inversiones que van de 10 a 200 millones de dólares (mdd) o más, según datos de la correduría Burgess Yacht Charter & Brokerage of Luxury Yachts.

Una buena parte de esa inversión, y la cualidad que más aprecian estos clientes, es el énfasis puesto en la creación de los espacios interiores.

No es casual. Las firmas internacionales especializadas en diseño interior de yates saben que diseñar espacios y atmósferas en altamar implica brindar a los clientes de las más altas esferas un entorno permanente en el que el estilo y la funcionalidad van de la mano.

La diferencia entre el interiorismo en espacios comerciales, corporativos, institucionales o de hospitalidad y el diseño de interiores en yates, es que mientras en los primeros se busca conseguir un efecto (ventas, productividad, reflejo de valores), en las embarcaciones el eje del diseño es el cliente mismo y el culto a sus más profundas nociones de entretenimiento, lujo y placer.

Y aunque esta característica no ha cambiado en décadas, la crisis global de 2008 y sus consecuencias trajeron un cambio en las tendencias del interiorismo en yates: hoy se ha dejado de lado la ostentación y la excentricidad. El cliente busca en altamar lo mismo que tiene en tierra, por lo que el interiorista debe crear espacios donde todo quepa, desde obras de arte hasta mobiliario y alta tecnología presente en complementos más propios de una casa.

También se han generado cambios hacia la sustentabilidad, a través del uso de materiales de vanguardia, como maderas reconstruidas y acabados de metal líquido, o la búsqueda de eficiencia energética.

Los ojos de los creativos están puestos en mercados emergentes, como Rusia, y América del Norte, sin descuidar los habituales: Europa , Estados Unidos y Medio Oriente. Oportunidades de negocio para diseñadores listos para innovar y crear nuevos ambientes de lujo, estilo y funcionalidad en altamar.



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar