resulta

Imagen

El interiorismo transformó a 'los hoteles de amor'

FOTOGALERÍA: El despacho DIN cambió el concepto de los 'hoteles de paso', al dar personalidad a cada espacio por medio del diseño interior.


Comparte
Jueves, 14 de febrero de 2013 a las 12:00
POR Anasella Acosta

CIUDAD DE MÉXICO — Hace ocho años, DIN Interiorismo inició la aventura de transformar el concepto de los 'hoteles de paso' de México por medio de una intervención en el diseño interior y en su imagen corporativa

Al día de hoy, la firma se ha encargado de 40 proyectos de diversos clientes, quienes lograron revitalizar el negocio e incrementar sus ganancias, explica Aurelio Vázquez, director del despacho.

El concepto 'hoteles de amor' tiene como objetivo derribar los valores negativos asociados a los 'hoteles de paso', mediante la creación de "espacios alegres, divertidos, cachondos, con personalidad y atrevidos", pues se trata de hacer "algo más natural, romántico, apegado a una vida más moderna, para derribar falsos tabúes", narra, en entrevista con Obras.

El desarrollo de un proyecto está en función de numerosas variables, como si el hotel es nuevo o remodelado, la zona en la que está ubicado, el precio al que quieran rentar la habitación y el propio presupuesto del hotelero.

Pero más allá de eso hay que entender el modelo de negocio, en el que "el diseño como tal, es un transformador de industrias", cita Vázquez.

Hotel Dulce Boca/Cortesía DIN Interiorismo

Para el arquitecto ése "fue el fenómeno que ocurrió en un giro, el de los hoteles de paso, que estaba muy olvidado del diseño, y hoy se dan cuenta que funciona mejor un hotel bien diseñado".

El inventor de los fajódromos
Agrega: "en muchos sectores, las personas piensan que el diseño interior es costoso, pero no, porque finalmente el diseño hace negocios mucho más rentables, porque son negocios con personalidad, auténticos; cada hotel es único, no se parece a otro, y ese modelo funciona como negocio, porque si a una persona le gusta la habitación no la va a encontrar en ningún otro lugar más que ahí".

Inspirados en"lo que los huéspedes van a hacer a estos hoteles", se generaron  espacios, muebles y objetos "que propician que la estancia de la pareja sea lo más  divertida, memorable y gozosa que se pueda; no para que se sientan como en casa, sino en un hotel pensado y diseñado para las parejas, para el amor",  asegura el director de  DIN.

Hotel Malibr†n/Cortesía DIN interiorismo

El diseño destaca por el uso de materiales fáciles de limpiar y con bajo costo de mantenimiento, como las pieles sintéticas. Además, DIN implementó los 'fajódromos', integrados por sillones, tubos o piezas en la pared que sirven para que la gente se cuelgue.

Y ante las eventuales censuras, Aurelio Vázquez asegura: "Tratamos de no caer en lo grotesco, grosero y pornográfico; tratamos de insinuar para qué sirven los espacios, y cuidamos que nadie se pueda sentir agredido por estar ahí; se trata de que el usuario pueda sentir el espacio, con mayor o menor intensidad, según su forma de ser".



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar