resulta

Imagen

Inmobiliaria del caso Elba Esther Gordillo declara en ceros

La inmobiliaria y las dos comercializadores involucradas en la triangulación de fondos declararon en cero en distintos periodos del año pasado.

Elba Esther Gordillo
FOTOGRAFÍA Cortesía SNTE





Comparte
Miércoles, 27 de febrero de 2013 a las 11:22
POR Javier Rodríguez C.

CIUDAD DE MÉXICO — Las empresas involucradas en la triangulación de fondos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) a las cuentas de su lideresa Elba Esther Gordillo Morales, declararon en cero en distintos periodos del año pasado.

Según Jesús Murillo Karam, procurador General de la República (PGR), Gremio Inmobiliario El Provisor SA de CV (Descargar archivo) fue una de las tres sociedades anónimas en las que se desviaron recursos. 

Esta empresa declaró su balance final de liquidación en ceros, según un documento publicado el 6 de abril de 2012 en la Gaceta Oficial del Distrito Federal. En este documento aparece como liquidador Saúl Romero Reyes.

Romero Reyes realizó la misma operación con la empresa Comercializadora Sol Nuevo SA de CV. Esta compañía también declaró en ceros a la empresa el 20 de junio de 2012.

Otra empresa que involucró la PGR fue Comercializadora TTS de México SA de CV (Descargar archivo), cuya socia mayoritaria era Estela Morales, madre de Elba Esther Gordillo, quien falleció el junio de 2009. El domicilio fiscal de esta empresa es Green Tourtle Road, en la exclusiva zona de Coronado, California, en donde se localiza una de las residencias de la lideresa magisterial.

La triangulación inmobiliaria

La Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público detectó desviaciones sistemáticas de las cuentas 5637017000001663 y 5637017000003616 del Banco Santander de México, que eran del SNTE.

Las desviaciones iban dirigidas a cuentas de tres personas físicas y una moral: Nora Guadalupe Ugarte Ramírez, Isaías Gallardo y José Manuel Díaz Flores. La persona moral era Gremio Inmobiliario El Provisor SA de CV, de la que según la PGR, son accionistas Isaías Gallardo y José Manuel Díaz. La empresa se declaró en suspensión de operaciones en 2012.

Mientras que a la empresa Comercializadora TTS de México SA de CV, según el procurador Murillo Karam, se transfirieron 2 millones de dólares hacia Suiza y Liechtenstein.

Através de esta empresa se compraron "varias propiedades", entre las que destacan dos casas en la Isla de Coronado en San Diego, California, y se adquirieron obras de arte.



Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar